Tierra sin esperanza: el sorprendente debut de dirección de Angelina Jolie inculpa el genocidio en la guerra de Bosnia.
Romeo y Julieta en la guerra de los Balcanes: En el foco está la violencia permanente que sufren las mujeres y el horror cruel de las “limpiezas” étnicas, cuyas víctimas también han sido niños de muy corta edad. La película empieza poco antes del comienzo del conflicto brutal. En una sala de baile se están divirtiendo el agente de policía serbio e hijo de general Danijel (Goran Kostic) y la musulmana bosnia Ajla (Zana Marjanovic). El conjunto musical toca una canción para enamorados cuando una bomba explota. En los desórdenes de la guerra, Danijel quiere proteger a su novia de los horrores más graves, pero sus posibilidades son muy limitadas y su padre insiste en terminar sus relaciones con la mujer “con la sangre impura”.
El drama de guerra está rodado en idioma original con subtítulos. Aun siendo una producción estadounidense, fue nominado para el Golden Globe en la categoría de mejor “película de lengua extranjera”.

Los comentarios están cerrados.