pitufosLa vida en el idílico pueblo de los Pitufos podría ser tan tranquila si no fuera por el malo mago Gargamel, que quiere hacerse con la “esencia” de los pequeños hombres azules, ya que solo con la “esencia” se puede mezclar el sensacional bebedizo mágico. Huyendo de Gargamel, Papá Pitufo, Pitufina y un grupo selecto llegan a través de una puerta mágica directamente al centro de Central Park en Nueva York.
Ahí no sólo tienen que arreglárselo en el extraño mundo de los hombres, sino también tienen que encontrar su camino para volver a casa.

Crítica
Aventura totalmente renovada de los Pitufos con increíbles efectos en 3D, mucha acción inesperada y pequeños héroes azules que no se toman muy en serio a si mismos.
No la bruja Sharky, el Oso de la Luna u otros ídolos infantiles graciosos fueron la inspiración para esta aventura completamente renovada de los Pitufos, sino más bien héroes de acción cómo se los conoce de las películas de ciencia ficción. Esto transmite el especialista de entretenimiento familiar abigarrado Raja Gosnell (“Scooby-Doo”, “Un Chihuahua de Beverly Hills”) en seguida en la secuencia de apertura, cuando dos pitufos encima de una cigüeña toman curso en picado hacia un pueblo, tal como lo hemos visto en “Star Wars” para poco después desaparecer detrás de una pared de líquido gelatinoso que se utiliza en “Stargate”. Sin embargo, por supuesto se ha mantenido la fisonomía única etiquetada ya de míticos de los tipos azules con gorra blanca con borla así como su respectivo carácter peculiar y encantador. Que los nuevos pitufos funcionan tan bien, en parte es porque no se toman demasiado en serio, y en segundo lugar debido a dos factores condicionados por la historia. En primer lugar, el hecho de que un puñado de ellos tienen que orientarse en Nueva York, numerosos enfoques de guiños del tipo choque cultural cómico, y en segundo lugar la obra de Gosnells tiene con Hank Azaria (“Noche en el museo 2″) un malvado genial, que como el mago poderoso Gargamel a la vez influye mucho miedo, pero debido a sus despistes constantemente TECNICO SEO mete la pata causando muchas risas. En general el humor es la mejor baza de esta diversión para toda la familia. Y va desde una gran cantidad de juegos de palabras y payasadas clásicas para los más pequeños a los gags visuales para las personas mayores, como por ejemplo cuando los Pitufos aterrizan en el techo de un taxi amarillo, que está equipado con la publicidad de “Blue Man Group” (= grupo de hombres azules). Aunque se puede culpar a una u otra película en 3-D del último tiempo de no aprovechar bien la nueva tecnología, esto definitivamente no se puede decir de los héroes en miniatura, los hombres con mallas de Gosnell. Sobre todo la gran final, es un buen ejemplo de magia en efectos tridimensionales. Puede que esto permitirá que el invento que hice el dibujante belga Peyo hace 50 años disfrutará de un renacimiento.

Los comentarios están cerrados.